DIPPSU.BLOGSPOT.COM "Y no puedo retractarme de mis palabras": 03/04/10

3 abr. 2010

La Sal

Avusar de este condimento puede causar hipertensión arterial, isquemia cerebral y aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardiaco.

La sal es el condimento estrella, un poco para aumentar el sabor de un guiso, otro poco para aliñar una ensalada, un poco más para potenciar el gusto de un filete... Y así hasta llegar a los 9,7 gramos de sal que, según un reciente estudio de la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, consumen de media cada día los españoles, prácticamente el doble de los cinco gramos recomendados por la OMS (Organización Mundial de la Salud. Sólo el 25% de la sal que se toma procede del salero de nuestras cocinas el resto proviene de alimentos no frescos sino procesados fuera del hogar como latas de conserva, productos pecrocinados, embutidos... Es lo que se conoce como como “sal oculta”, ya que el comensal desconoce la cantidad exacta de condimento que ingiere en estos platos. El problema es que el exceso de sal continuado en la dieta pasa factura. La relación entre su consumo elevado y un mayor riesgo de sufrir hipertensión arterial está de sobra probada por numerosos estudios y ensayos clínicos. Y es que nos debería preocupar que cada año fallecen en España fallecen unas 124.000 personas por enfermedades cardiovasculares, de las que el 5% están directamente relacionadas con la hipertensión.

Una de cada tres personas padece hipertensión arterial y un aumento de a 2 de cada 3 en mayores de 65 años. Con sólo reducir el consumo de sal podrían evitarse miles de fallecimientos cada año. Por tanto, no hay duda de que la sal da sabor pero también te resta años de vida. Por ello, los expertos en salud y nutrición recomiendan revisar ciertos hábitos culinarios con el fin de reducir el consumo de este condimento.
Lo positivo es que en esta particular cruzada contra la sal hay algo a nuestro favor: el sentido del gusto con el tiempo acaba habituándose. A la larga, la sensación de que la comida sin tanta sal resulta insípida desaparece.